Rhinomer fuerza 1 XL 180ml

GSK CH
160683
10,50 €
Impuestos incluidos

El agua de mar sale nebulizada permitiendo una limpieza suave pero efectiva de las fosas nasales. Por ser un nebulizador, también está indicado para la humidificación de las fosas nasales en caso de sequedad nasal.

COMPLEMENTA TU COMPRA CON:
Rhinomer baby spray fuerza extra suave +10,95 €
Rhinomer Fuerza 3 +11,50 €
Rhinomer Fuerza 2 +11,50 €
Rhinomer fuerza 1 +10,95 €
Rhinomer aloe vera 100 ml +10,95 €
Rhinomer intense Eucalyptus 20ml +8,95 €
Envío gratis
Envío gratis

a partir de 50€

Atención personalizada
Atención al cliente

No dudes en consultarnos

Pago 100% seguro
SSL

Pago 100% seguro

Además, tiene un envase innovador, sin gas propelente y sin conservantes, lo que permite que el agua de mar se conserve de forma totalmente estéril y natural. Puede utilizarse con la frecuencia que se desee y durante cuánto tiempo sea necesario.

La pauta de uso habitual es de 4 aplicaciones diarias en cada orificio nasal.

Compuesto en un 100% por agua de mar, isotónica y estéril para la limpieza de las fosas nasales. Tras su obtención en el mar, se reduce su contenido en sal para una buena tolerancia por la mucosa nasal, pero preservando todos los minerales y oligoelementos del agua de mar (potasio, calcio, magnesio, etc.) que tan beneficiosos son para el buen funcionamiento de las fosas nasales.

Indicaciones:

Por su acción mecánica de lavado y arrastre de la mucosidad, Rhinomer está indicado en:

  • Limpieza diaria de las fosas nasales para mantener su buen funcionamiento.
  • Limpieza y ayuda de forma natural en caso de congestión nasal (por ejemplo por un resfriado, alergia nasal, exposición a ambientes polvorientos, o en el pre y postoperatorio de cirugía nasal).
  • El uso de Rhinomer ayuda a prevenir el riesgo de complicaciones otorrinolaringológicas.
  • Humidificación de las fosas nasales en caso de sequedad nasal (por ejemplo al estar expuesto a ambientes muy secos).

Existen 4 presentaciones de Rhinomer para adaptarse perfectamente a cada necesidad. Se diferencian por la fuerza con que sale el agua de mar y, por lo tanto en la intensidad del lavado nasal.

Rhinomer puede utilizarse con la frecuencia y durante el tiempo que sea necesario.

La pauta de uso habitual es de 4 aplicaciones diarias en cada orificio nasal.

Modo de empleo:

Encajar el aplicador nasal en la botella mediante una suave presión.

Tener la precaución de dirigir la punta del aplicador nasal en dirección opuesta a uno mismo para evitar mojarse.

Si el aplicador nasal se obstruye, sacarlo y limpiarlo bajo un chorro de agua caliente.

Pulse aquí para dejar su opinión

También podría interesarle